El 1 de febrero de 2019 algunas de las acciones del Nasdaq (principal índice de acciones tecnológicas estadounidenses) cayeron fuertemente, en un movimiento que se produjo como resultado de la volatilidad generada por la temporada de resultados.

Una temporada de resultados que este periodo se está mirando con lupa tras las caídas del último trimestre de la bolsa.

Para las acciones tecnológicas el principal problema que descuenta el mercado es que no vayan a ser capaces de continuar creciendo al ritmo que lo hacían:

Crecimiento de los beneficios de Amazon trimestre a trimestre desde 2015

Podemos ver como desde 2015 la tendencia de crecimiento de los beneficios de Amazon iba al alza de forma constante, hasta este año que los beneficios han empezado a crecer la mitad. Ante esta pérdida de crecimiento el mercado se he visto obligado a revisar sus expectativas de crecimiento para la acción, pero en este caso esto no es malo.

Es inviable que una empresa crezca a determinados ritmos de forma constante, y cuando la expectativa del mercado es que lo va a hacer, incluso pensando que cada vez crecerá más, lo mejor es que esto se revise cuanto antes.

Si bien un crecimiento moderado podría mantenerse en el tiempo Amazon creció en 2017 un 30% de media, claramente un ritmo insostenible en el largo plazo. Un ejemplo de cómo unas expectativas demasiado altas pueden ser un problema muy serio lo tenemos en el 2001, aunque ese ejemplo fue mucho más exagerado.

Crecimiento de los beneficios de Amazon trimestre a trimestre desde el 2000

En el año 2000 empresas como Amazon crecían al 80-100% (un ritmo insostenible) que hacía que estas empresas cotizasen descontando unos beneficios 4 o 5 veces superiores a los que finalmente tuvieron.

Este es uno de los factores que se deben analizar en bolsa, la cotización de una acción es la suma de sus beneficios futuros esperados, por lo que cuando vendemos una acción (o índice) que ha caído un 20% estamos saliendo de una posición en el momento en el que supone una inversión más “conservadora”.

Conservadora en el sentido de que antes de la caída compraríamos unas expectativas muy positivas, y después de la caída unas expectativas muy negativas, más conservadoras, por lo que es más difícil tener una sorpresa a la baja en los beneficios.

Equipo Altair Finance AM

 

Síguenos:

@Altair_Finance · Finect · Google+ · Linkedin · Facebook

Advertencia legal Los comentarios recogidos en el presente documento no representan asesoramiento financiero alguno y su uso es meramente informativo. Es posible que los comentarios aquí expresados no sean aplicables a su perfil de inversión o a su situación patrimonial personal. En caso de duda sobre la idoniedad de los comentarios expresados en el presente documento en su caso concreto, le recomendamos ponerse en contacto con Altair Finance a través del formulario de contacto disponible en la página web o nuestro teléfono que encontrará en la firma del presente documento o en nuestra página web El presente documento ha sido realizado por Altair Finance basándose en fuentes consideradas como fiables, aunque Altair no garantiza la veracidad, integridad, exactitud y seguridad de las mismas. Los informes reflejan la opinión de Altair Finance, la cual puede variar sin previo aviso. Este documento no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores. Altair Finance no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Este informe en ningún caso pretende ser una recomendación de compra o venta de instrumentos financieros. Altair Finance no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir aquellas personas que formalicen este tipo de operaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This