Han pasado 11 años desde la crisis de 2008, en donde tuvieron especial protagonismo el aumento desmesurado de las emisiones CDOs (Collateralized Debt Obligation).

¿Qué son CDOs?

Se trata de un producto financiero de deuda (generalmente deuda hipotecaria) que contiene varias emisiones de distinta calidad que, al agruparse, por su efecto diversificación, conseguía obtener una calificación de riesgo menor de la que realmente tenían. Durante la gestación de la burbuja hipotecaria, los bancos de inversión utilizaron los CDOs para combinar desde hipotecas sin riesgo hasta productos subprime de la peor calidad crediticia, consiguiendo dar salidas a emisiones con alto riesgo.

El siguiente vídeo extraído de la película “La gran apuesta” explica con un ejemplo en qué consistían estos CDOs:

 

 
Como se puede observar en el gráfico a continuación, aunque han pasado 10 años desde aquellos tiempos, se ha producido un fenómeno curioso. Mientras que las emisiones de CDOs, se han reducido considerablemente, los CLOs han tenido un crecimiento vertiginoso en los últimos años y actualmente el volumen de CLOs emitidos alcanza el volumen de los CDOs que se emitieron justo antes de que estallara la crisis financiera de 2008
 
Evolución de emisiones de CDOs (negro) y CLOs (amarillo)
 
 
¿Qué son los CLOs?
 
Los CLOs son un producto financiero similar a los CDOs, pero con emisiones de deuda empresarial en lugar de deuda hipotecaria. Básicamente se trata de vehículos que compran paquetes de deuda que han emitido las entidades financieras. Por ejemplo, imaginemos que un banco presta dinero a una compañía para que realice una operación de compra acciones que tienen un riesgo elevado. El banco no quiere ver ni en pintura una concentración de riesgo tan grande en su balance, así que acude a los CLOs. 
 
Aunque no tiene por qué ser alarmante ya que los CLOs se tratan de vehículos garantizados y la situación de deuda corporativa no tiene por qué presentar los mismos rasgos alarmantes que presentaba la deuda hipotecaria antes de la crisis, conviene vigilar todas las señales de mercado, y más teniendo en cuenta la tendencia de buscar rentabilidades a “cualquier precio” que estamos observando en el entorno que nos encontramos con unos tipos de interés tan bajos.

Equipo Altair Finance AM

 

Síguenos:

@Altair_Finance · Finect · Google+ · Linkedin · Facebook

Advertencia legal Los comentarios recogidos en el presente documento no representan asesoramiento financiero alguno y su uso es meramente informativo. Es posible que los comentarios aquí expresados no sean aplicables a su perfil de inversión o a su situación patrimonial personal. En caso de duda sobre la idoniedad de los comentarios expresados en el presente documento en su caso concreto, le recomendamos ponerse en contacto con Altair Finance a través del formulario de contacto disponible en la página web o nuestro teléfono que encontrará en la firma del presente documento o en nuestra página web El presente documento ha sido realizado por Altair Finance basándose en fuentes consideradas como fiables, aunque Altair no garantiza la veracidad, integridad, exactitud y seguridad de las mismas. Los informes reflejan la opinión de Altair Finance, la cual puede variar sin previo aviso. Este documento no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores. Altair Finance no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Este informe en ningún caso pretende ser una recomendación de compra o venta de instrumentos financieros. Altair Finance no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir aquellas personas que formalicen este tipo de operaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Han pasado 11 años desde la crisis de 2008, en donde tuvieron especial protagonismo el aumento desmesurado de las emisiones CDOs (Collateralized Debt Obligation).

¿Qué son CDOs?

Se trata de un producto financiero de deuda (generalmente deuda hipotecaria) que contiene varias emisiones de distinta calidad que, al agruparse, por su efecto diversificación, conseguía obtener una calificación de riesgo menor de la que realmente tenían. Durante la gestación de la burbuja hipotecaria, los bancos de inversión utilizaron los CDOs para combinar desde hipotecas sin riesgo hasta productos subprime de la peor calidad crediticia, consiguiendo dar salidas a emisiones con alto riesgo.

El siguiente vídeo extraído de la película “La gran apuesta” explica con un ejemplo en qué consistían estos CDOs:

 

 
Como se puede observar en el gráfico a continuación, aunque han pasado 10 años desde aquellos tiempos, se ha producido un fenómeno curioso. Mientras que las emisiones de CDOs, se han reducido considerablemente, los CLOs han tenido un crecimiento vertiginoso en los últimos años y actualmente el volumen de CLOs emitidos alcanza el volumen de los CDOs que se emitieron justo antes de que estallara la crisis financiera de 2008
 
Evolución de emisiones de CDOs (negro) y CLOs (amarillo)
 
 
¿Qué son los CLOs?
 
Los CLOs son un producto financiero similar a los CDOs, pero con emisiones de deuda empresarial en lugar de deuda hipotecaria. Básicamente se trata de vehículos que compran paquetes de deuda que han emitido las entidades financieras. Por ejemplo, imaginemos que un banco presta dinero a una compañía para que realice una operación de compra acciones que tienen un riesgo elevado. El banco no quiere ver ni en pintura una concentración de riesgo tan grande en su balance, así que acude a los CLOs. 
 
Aunque no tiene por qué ser alarmante ya que los CLOs se tratan de vehículos garantizados y la situación de deuda corporativa no tiene por qué presentar los mismos rasgos alarmantes que presentaba la deuda hipotecaria antes de la crisis, conviene vigilar todas las señales de mercado, y más teniendo en cuenta la tendencia de buscar rentabilidades a “cualquier precio” que estamos observando en el entorno que nos encontramos con unos tipos de interés tan bajos.

Equipo Altair Finance AM

 

Síguenos:

@Altair_Finance · Finect · Google+ · Linkedin · Facebook

Advertencia legal Los comentarios recogidos en el presente documento no representan asesoramiento financiero alguno y su uso es meramente informativo. Es posible que los comentarios aquí expresados no sean aplicables a su perfil de inversión o a su situación patrimonial personal. En caso de duda sobre la idoniedad de los comentarios expresados en el presente documento en su caso concreto, le recomendamos ponerse en contacto con Altair Finance a través del formulario de contacto disponible en la página web o nuestro teléfono que encontrará en la firma del presente documento o en nuestra página web El presente documento ha sido realizado por Altair Finance basándose en fuentes consideradas como fiables, aunque Altair no garantiza la veracidad, integridad, exactitud y seguridad de las mismas. Los informes reflejan la opinión de Altair Finance, la cual puede variar sin previo aviso. Este documento no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores. Altair Finance no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Este informe en ningún caso pretende ser una recomendación de compra o venta de instrumentos financieros. Altair Finance no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir aquellas personas que formalicen este tipo de operaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This