(+34) 91 531 24 76 administracion@altairfinance.es

Preguntas frecuentes

¿Qué es una IIC?

Las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) tienen por objeto la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos, financieros o no, estableciéndose el rendimiento del inversor en función de los resultados colectivos. Su forma jurídica puede ser de Fondo o Sociedad de Inversión.

Los dos vehículos más habituales son:

  • Los Fondos de Inversión (FI) son patrimonios separados sin personalidad jurídica, pertenecientes a una pluralidad de inversores, incluidos entre ellos otras IIC, cuya gestión y representación corresponde a una Sociedad Gestora, que ejerce las facultades de dominio sin ser propietaria del Fondo, con el concurso de un Depositario.
  • Las Sociedades de Inversión (SI) adoptan la forma de sociedad anónima, siendo su objeto social el anteriormente descrito para las IIC. Cuando así lo prevean los estatutos sociales, la Junta General o, por su delegación, el Consejo de Administración podrán acordar que la gestión de sus activos, en su totalidad o en parte, se encomiende a una o varias SGIIC o a una o varias entidades habilitadas para realizar en España el servicio de inversión.
¿Qué tipo de IICs existen?

Tal y como explica INVERCO en su página web, si atendemos a las inversiones, pueden existir IIC de carácter financiero e IIC de carácter no financiero.

Las IIC de carácter financiero son aquéllas que tienen por objeto la inversión en activos e instrumentos financieros, pudiendo diferenciarse con carácter general los siguientes tipos:

  • Fondo de Inversión (FI): patrimonios separados sin personalidad jurídica.
  • Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV): sociedades anónimas, cuyo capital social es susceptible de aumentar o disminuir dentro de los límites del capital máximo o mínimo fijados en sus estatutos, mediante la venta o adquisición por la Sociedad de sus propias acciones, sin necesidad de acuerdo de la Junta General.
  • IIC de Inversión Libre (IICIL) o Hedge Funds: tienen amplia flexibilidad inversora y se destinan a inversores que, por su mayor experiencia o formación financiera, precisan menor protección.
  • IIC de IIC Inversión Libre (IICIICIL) o IIC de Hedge Funds: invierten al menos el 60% de su patrimonio en IICIL, sin poder concentrar más del 10% del patrimonio en una única IICIL, y pueden acceder a ellos pequeños inversores.
  • IIC principal y subordinada: La IIC subordinada debe invertir, al menos, el 85% de su patrimonio en otra IIC, que se denomina IIC principal. La IIC principal será aquélla que: a) Tenga entre sus partícipes o accionistas al menos una IIC subordinada. b) No sea una IIC subordinada. c) No posea acciones ni participaciones en una IIC subordinada. La creación de estructuras principal-subordinado puede ser transfronteriza a nivel europeo y su regulación abarca múltiples aspectos.
  • IIC que invierten mayoritariamente en otras IIC.
  • IIC, cuyo objeto es desarrollar una política de inversión que replique, reproduzca o tome como referencia un índice. Su objetivo es replicar, reproducir o tomar como referencia un índice bursátil o de renta fija que sea representativo de uno o varios mercados, o de valores negociados en ellos. Tanto el índice como los mercados han de reunir ciertas condiciones.

* Dentro de las IIC que tienen por objetivo reproducir un índice, se encuentran los Fondos de Inversión cotizados o Exchange Traded Funds (ETF) y las SICAV índice cotizadas, cuyas participaciones o acciones están admitidas a negociación en Bolsas de Valores.

Las IIC de carácter no financiero son aquellas que tienen por objeto la inversión en activos e instrumentos no financieros. Pueden ser:

  • IIC Inmobiliarias: tienen por objeto principal la inversión en bienes inmuebles de naturaleza urbana para su arrendamiento. En función de su forma jurídica, pueden ser Fondos de Inversión Inmobiliaria (FII) o Sociedades de Inversión Inmobiliaria (SII).
  • Otras IIC no financieras: aunque a la fecha de elaboración de este documento no existan aún, la ley de IIC permite la creación de IIC no financieras distintas de las inmobiliarias, que quedarían sujetas a dicha Ley y a las disposiciones especiales que se aprueben.

 

¿Qué es un fondo de inversión?

Un Fondo de Inversión es una forma de inversión colectiva mediante la cual una pluralidad de inversores aporta sus ahorros a un Fondo común, con el fin de constituir un Patrimonio. Este Patrimonio, denominado Fondo de Inversión, es administrado por una Sociedad Gestora, responsable de la gestión del Patrimonio del Fondo, y por una Entidad Depositaria que custodia los títulos del Fondo y ejerce funciones de vigilancia y garantía ante los inversores. A los inversores que aportan al Fondo de Inversión se les conoce como Partícipes.

¿En qué invierte un fondo de inversión?

Los Fondos de Inversión tienen por objeto la inversión en valores mobiliarios y en diferentes instrumentos financieros y, a su vez, pueden invertir en activos financieros a corto plazo del mercado monetario. Cada fondo utiliza una política de inversión diferente que vendrá determinada en el folleto completo de la IIC que, por norma, está publicado en la página web de la CNMV y debe ser firmado por el inversor antes de la primera suscripción o aportación.

¿Cuáles son las ventajas de invertir en un fondo de inversión para un inversor particular/minorista?

La opción de invertir a través de fondos presenta las siguientes ventajas:

  1. Una gestión profesional de los activos en cartera.
  2. Diversificación de la inversión gracias a la inversión colectiva.
  3. Acceso a clases de activos y mercados en ocasiones fuera del alcance del inversor minorista, por cuestiones relativas a mínimos de inversión y normas de protección al inversor particular.
  4. Fiscalidad favorable.
  5. Transparencia y supervisión.
¿Qué es la política de inversión de un fondo de inversión?

La Sociedad Gestora gestiona el patrimonio del fondo siguiendo las Normas Legales que regulan las inversiones del fondo, y dentro de los márgenes que éstas permitan, de acuerdo con los objetivos y limitaciones que tenga establecido cada vehículo de inversión. Así, existen fondos de renta fija (invierten su patrimonio en valores de renta fija), fondos mixtos (que invierte tanto en renta fija como en renta fija) y otros que únicamente invierten en renta variable.

Antes de invertir en cualquier fondo, resulta recomendable que los inversores particulares analicen en profundidad cada producto, preferiblemente con la ayuda de un asesor financiero profesional, y escoger el fondo que mejor responda a sus objetivos particulares.

¿Cuáles son las categorías de fondos de inversión?

¿Qué liquidez tiene la inversión en un fondo de inversión?

Un fondo de inversión permite al inversor (Partícipe) efectuar aportaciones o suscripciones y retiros o reembolsos con la frecuencia que estime adecuada y por el importe que quiera en cada momento. Además, en el caso de los fondos de inversión la liquidez está garantizada por Ley en un plazo máximo de 3 días hábiles.

¿Cómo se calcula en valor de la participación?

Las aportaciones o retiros que efectúe el inversor se liquidan siempre al Valor de la Participación del día que corresponda, en función de la fecha en que se efectúa la aportación o reembolso.

El valor de la Participación lo calcula diariamente la Gestora. Para ello precisa valorar el patrimonio total del fondo (este valor fluctúa debido a los cambios en los precios de los activos en los que invierte) y, en función del número de participaciones, se obtiene el valor de cada una de ellas. Esta valoración se realiza aplicando los criterios que establecen las normas legales vigentes y las que indican los estatutos del fondo.

¿Cómo se conoce el valor de la participación y qué información recibe el partícipe de un fondo?

El seguimiento del valor de la participación puede hacerse diariamente consultando los medios de comunicación (prensa o plataformas como Morningstar) en que aparecen publicados, en la página web de la gestora del fondo o bien solicitándolo directamente a la Sociedad Gestora.

En cualquier caso, el partícipe recibe de la sociedad gestora la siguiente información:

  1. Durante la primera suscripción, recibirá un Resguardo de Acreditación de Pertenencia al Fondo, en el que se indica el número de Participaciones adquiridas.
  2. Cada trimestre recibirá un Estado de Posición en el que se detallan los movimientos del trimestre, el valor actual de su inversión, número de Participaciones que posee y evolución histórica de la evolución de la inversión.
  3. Así mismo, es posible pedir la información necesaria para que el partícipe pueda cumplir con sus obligaciones fiscales.
¿Qué gastos tiene el partícipe de un fondo de inversión y el propio fondo?

Las suscripciones y reembolsos de participaciones que efectúan los partícipes pueden estar sujetas a gastos adicionales. Esta circunstancia está regulada en las normas de funcionamiento interno de la sociedad gestora.

Al margen de estos gastos, la sociedad gestora del fondo y el depositario perciben unas comisiones por el desempeño de sus funciones. Dichas comisiones, que son a cargo del fondo, vienen reguladas por la ley que establece los porcentajes máximos que sobre el patrimonio del fondo puede percibirse. Estos gastos se descuentan diariamente de forma proporcional del valor liquidativo diario que la sociedad gestora publica.

¿Cuál es la rentabilidad que proporciona la inversión en un fondo de inversión?

La rentabilidad o resultados que obtendrá el partícipe de un fondo no es fija, ya que vendrá medida por el aumento o disminución del valor de la participación. Deberá, pues, comparar el precio al que compró sus participaciones con el valor actual de las mismas, así como el riesgo que ha asumido para conseguirlo, para poder valorar el resultado de su inversión. Debido a las fluctuaciones que los activos pueden sufrir en el corto plazo, recomendamos contemplar las inversiones con una perspectiva de largo plazo.

¿Qué es más rentable, una inversión a interés fijo o invertir en un fondo de inversión?

Al comparar las rentabilidades que proporcionan o pueden proporcionar diferentes alternativas de inversión debe tenerse en cuenta la incidencia fiscal de las mismas, o sea, su rentabilidad después de impuestos. No basta con conocer y comparar los intereses nominales que tengan establecidos.

La rentabilidad final que recibe un inversor se determinará en función de la rentabilidad inicial que proporcionen sus inversiones, del tratamiento fiscal de cada uno de los instrumentos y de la situación fiscal del propio inversor.

En general, los Fondos de Inversión, por su favorable tratamiento fiscal para el inversor, proporcionan mejores rentabilidades finales a igual rentabilidad inicial.

¿Se pueden hacer reembolsos periódicos?

El Partícipe puede ordenar la entrega periódica de una cierta cantidad.  En este caso, la gestora reembolsará las participaciones que hagan falta para llegar a la cifra solicitada, hasta el límite de valor actual de su inversión.

¿Cuál es la aportación o inversión mínima para un fondo de inversión?

Cada fondo de inversión funciona de una forma diferente en función del tipo de vehículo, el tipo de inversores, etc. La mayor parte de los fondos para inversores particulares tiene el mínimo de una participación o una cifra no muy elevada.

¿Cómo tributa el partícipe, persona física, de un fondo de inversión en el IRPF?

En un fondo de inversión en régimen de capitalización el partícipe, persona física, tributa de la siguiente forma:

  • No tributa en el Impuesto sobre la Renta hasta el momento en que reembolsa, tributando únicamente por la plusvalía.
  • Se entiende por plusvalía la diferencia positiva entre el valor de venta y el coste de adquisición. Para el cálculo de la plusvalía se aplica el método FIFO, es decir, se venden primero las participaciones más antiguas.
  • Las plusvalías y minusvalías se integrarán en la Base Imponible del ahorro y, en función de su cuantía, tributarán de la siguiente manera:

Más de 50.000 Euros …………………………  23%
De 6.001 a 50.000 Euros ………………..……  21%
Hasta 6.000 Euros …………………………..…… 19%

  • Las plusvalías y minusvalías se pueden compensar entre sí.
  • El exceso de minusvalías no compensadas podrá compensarse con el saldo positivo de los rendimientos que forman parte de la renta del ahorro, obtenidos en el mismo periodo impositivo, con el límite del 15% de dicho saldo en el ejercicio 2016 (dicho límite será del 20% en 2017 y del 25% en 2018). Si tras dicha compensación quedase saldo negativo, se podrá compensar en los 4 años siguientes en el mismo orden establecido con anterioridad.
  • En el momento de la venta, se practicará sobre la plusvalía generada una retención a cuenta de impuestos del 19%
  • Puede efectuarse el traspaso o cambio de fondo sin tributar por las plusvalías obtenidas en el fondo de origen. Es importante tener en cuenta que, al efectuar un traspaso, se integrarán en el fondo de destino las operaciones efectuadas en el fondo de origen para así poder calcular, en el momento en el que se produzca un futuro reembolso, la plusvalía o minusvalía correspondiente.