La historia nos sirve para poder comprender el presente y poder crear futuro. Por ello, desde Altair Educa queremos recordar la famosa crisis financiera islandesa fue en el año 2008-2009, la primera que avisó de las posibles consecuencias que tendría un sector bancario sobredimensionado y mal gestionado.

Aunque Islandia era un pequeño país con 300.000 habitantes cuyos principales recursos económicos eran la pesca y el aluminio, en 2006 el sector bancario del país llegó a tener 10 veces el tamaño del su PIB.

Uno de los principales motivos de este crecimiento tan exagerado se produjo por las elevadas tasas de interés de los bonos soberanos del país, que atrajeron la atención de los inversores del resto de países desarrollados que habían sido duramente castigados por la crisis .com del año 2000, con el fin de realizar lo que se denomina la estrategia Forex Carry trade.

Pero… ¿Qué es el Forex Carry trade?

Se trata de una estrategia basada en el endeudamiento en una divisa con bajos tipos de interés para invertir en divisas con altos tipos de interés, haciendo uso normalmente del apalancamiento.

Esta estrategia apuesta en contra de lo que se denomina “Uncovered interest rate parity” (una divisa con un tipo de interés elevado deberá depreciarse con respecto a otra con unos tipos más bajos, de modo que un inversor obtendría la misma rentabilidad invirtiendo en cualquiera de las dos divisas).

Los principales riesgos de esta estrategia son que se produzca una apreciación de la divisa (en este caso el yen) que has utilizado para financiar la compra de los bonos con mayores tipos de interés (bonos islandeses), así como que el retorno de beneficio de la estrategia no sigue una distribución normal, sino que se caracteriza por tener sesgo negativo y exceso de kurtosis (debido a que a medida que más inversores adoptan la misma estrategia, la demanda de una moneda de alto rendimiento también aumenta).

Esta estrategia de arbitraje era bastante usada por los traders de divisas en Europa sobre todo antes de la aparición del euro (se aprovechaban de fluctuaciones de las divisas de países europeos relativamente estables).

Es decir, en el caso de Islandia (conocido como el yen carry trade), lo que ocurrió fue que los inversores a nivel mundial aprovecharon para pedir préstamos en yenes (con un interés casi nulo) y comprar bonos islandeses (con elevadas tasas de interés y una divisa estable), lo que provocó un exceso de beneficio de los bancos del país, y contribuyó a la depreciación del yen y a la apreciación de la corona islandesa.

Además, este hecho provocó que los bancos islandeses vieran crecer sus beneficios y su tamaño de forma exponencial, y dieran salida a todo ese flujo de dinero comprando todo tipo de activos internacionales sin mucho control, y a través de crédito fácil del que se aprovecharon las empresas y familias islandesas.

El poder adquisitivo y los salarios se incrementaron y la corona islandesa se apreció enormemente, hasta que unos meses antes de la caída de Lehman Brothers, la burbuja estalló.

En el gráfico a continuación se puede observar cómo, hasta 2008, tanto los tipos de interés de Islandia (12%) como el par Corona Islandesa/Yen estaban al alza, y cómo, en 2008 se produce una caída enorme de ambos (apreciación del yen, depreciación de la corona islandesa y bajada de tipos de interés de Islandia):

Con el sector financiero enfrentándose a grandes pérdidas, se produjo una retirada de flujo de dinero en dicho país, provocando el efecto inverso: apreciación del yen y depreciación de la corona islandesa (cayó el par Corona Islandesa/Yen un 62%).

Finalmente, el Estado islandés acabó rescatando a sus bancos con un elevado coste para el contribuyente (2.000 millones o 6250 euros por islandés).

Equipo Altair Finance AM

 

Síguenos:

@Altair_Finance · Finect · Google+ · Linkedin · Facebook

Advertencia legal Los comentarios recogidos en el presente documento no representan asesoramiento financiero alguno y su uso es meramente informativo. Es posible que los comentarios aquí expresados no sean aplicables a su perfil de inversión o a su situación patrimonial personal. En caso de duda sobre la idoniedad de los comentarios expresados en el presente documento en su caso concreto, le recomendamos ponerse en contacto con Altair Finance a través del formulario de contacto disponible en la página web o nuestro teléfono que encontrará en la firma del presente documento o en nuestra página web El presente documento ha sido realizado por Altair Finance basándose en fuentes consideradas como fiables, aunque Altair no garantiza la veracidad, integridad, exactitud y seguridad de las mismas. Los informes reflejan la opinión de Altair Finance, la cual puede variar sin previo aviso. Este documento no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores. Altair Finance no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Este informe en ningún caso pretende ser una recomendación de compra o venta de instrumentos financieros. Altair Finance no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir aquellas personas que formalicen este tipo de operaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This