A menudo, cuando analizamos la situación económica de un determinado sector en un país, nos olvidamos de uno de los aspectos más influyentes y menos analizados, que es la cultura propia de ese país.

El mercado inmobiliario chino continúa con sus cerca de 15 años de expansión. Dicho mercado es el sector más importante en términos de su contribución al crecimiento del PIB, ya que se estima que tiene un valor de alrededor de 22 billones de dólares, aproximadamente 1,8 veces el tamaño de su PIB en 2017.

A pesar de las continuas advertencias de la situación de burbuja inmobiliaria, el mercado inmobiliario de momento continúa demostrado ser bastante resistente:

Por un lado, los analistas que abogan por la existencia de una burbuja inmobiliaria, argumentan que cerca del 22% de las viviendas en China están vacías, los tipos de interés continúan siendo bajos (tanto en términos de rendimiento de los bonos como de depósitos bancarios), y el gobierno Chino continúa adoptando medidas para la estabilización de los precios.

Por el contrario, los que siguen viendo subidas en los precios inmobiliarios, argumentan que existe una creciente tasa de urbanización, abundante liquidez y falta de alternativas de inversión.

No obstante, existen otras circunstancias culturales propias del país que a menudo se desconocen y que siguen teniendo gran influencia:

  • Disponer de una vivienda en propiedad es vital para poder contraer matrimonio: si eres hombre, el problema poblacional y la diferencia entre número de hombres y mujeres, ocasionan que incluso la familia del marido destine todos los ahorros en la compra de una vivienda para que pueda casarse y continuar el legado familiar. De lo contrario, no disponer de vivienda en propiedad puede ser una condición cultural determinante para que no le acepten la petición de mano. 
  • La propiedad del suelo de la vivienda tiene un límite de 70 años: por ley, en China el uso del terreno tiene una duración máxima de 70 años, por lo que, después de esos 70 años (todavía nadie ha alcanzado esa duración) el suelo pasaría de nuevo a ser propiedad del Estado.
  • Ciudad fantasma: a partir de 1978 el gobierno Chino comenzó a construir ciudades enteras con el objetivo de planificar la urbanización y con el lema, “construyamos primero que ya se habitarán después”. Sin embargo, la previsión falló, y la diferente preferencia de localización de la demanda ocasionaron que quedaran abandonadas las nuevas ciudades a favor de nueva construcción alrededor de las grandes ciudades ya existentes.  

Equipo Altair Finance AM

 

Síguenos:

@Altair_Finance · Finect · Google+ · Linkedin · Facebook

Advertencia legal Los comentarios recogidos en el presente documento no representan asesoramiento financiero alguno y su uso es meramente informativo. Es posible que los comentarios aquí expresados no sean aplicables a su perfil de inversión o a su situación patrimonial personal. En caso de duda sobre la idoniedad de los comentarios expresados en el presente documento en su caso concreto, le recomendamos ponerse en contacto con Altair Finance a través del formulario de contacto disponible en la página web o nuestro teléfono que encontrará en la firma del presente documento o en nuestra página web El presente documento ha sido realizado por Altair Finance basándose en fuentes consideradas como fiables, aunque Altair no garantiza la veracidad, integridad, exactitud y seguridad de las mismas. Los informes reflejan la opinión de Altair Finance, la cual puede variar sin previo aviso. Este documento no constituye una oferta ni solicitud de compra o venta de valores. Altair Finance no se responsabiliza de las consecuencias de su uso y no acepta ninguna responsabilidad derivada de su contenido. Este informe en ningún caso pretende ser una recomendación de compra o venta de instrumentos financieros. Altair Finance no será en ningún caso responsable de los daños o perjuicios que puedan sufrir aquellas personas que formalicen este tipo de operaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This