Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

Planes flexibles para un entorno cambiante

Planes flexibles para un entorno cambiante - Altair Finance
24 de marzo de 2014 0 Comentarios

      Depreciación de las divisas emergentes, crisis de Crimea y política monetaria de los Bancos Centrales, principalmente la Fed y el Banco Central Europeo, están marcando el ritmo de los mercados desde el comienzo de año. El crecimiento económico se muestra lento, pero sostenido, lo que llevará a políticas monetarias más expansivas. Las crisis potenciales, que los hechos mencionados podrían haber desatado, y que podrían haber desembocado en un tsunami, se han sorteado como si de una pequeña ola se tratase, aunque han dejado su rastro de volatilidad. Una volatilidad que tiene visos de aparecer con relativa frecuencia a lo largo del año.

      En este escenario, las mayores aportaciones a planes de pensiones del sistema individual corresponden en el año a los planes mixtos, con 125 millones de euros, de los que 32 millones se han canalizado hacia los planes de la categoría VDOS Mixto Flexible. Una categoría que obtiene una rentabilidad durante el año de 1,09 por ciento y de 10,31 por ciento en el último periodo anual, según VDOS. De los planes de esta categoría, con calificación cinco estrellas de VDOS, el más rentable en lo que llevamos de año es ALTAIR CRECIMIENTO PENSIONES con un 2,67 por ciento, según VDOS, y un 17,64 por ciento en el último año. Con vocación inversora global, invierte en activos de renta fija y renta variable, sin establecer límites en cuanto al porcentaje de asignación a uno y otro tipo de activo, dejándose a criterio de la entidad gestora el porcentaje que mejor se adapte en cada momento a su estrategia inversora.

      De la gestora Santander Pensiones (con asesoramiento de inversión por parte de Altair Finance EAFI) este plan se propone conseguir, en todo momento, que el nivel global de riesgo de la cartera del plan sea el menor posible. Su evolución histórica por rentabilidad lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el primer quintil, durante 2010, 2012, 2013 y 2014, registrando en el último periodo anual un dato de volatilidad de 9,49 por ciento. No requiere una aportación mínima inicial, aunque sí ha de aportarse periódicamente un mínimo de 30,05 euros, siendo su comisión fija de 1,25 y de depósito de 0,10 por ciento.

Planes flexibles para un entorno cambiante

     Otro de los planes con calificación cinco estrellas de VDOS, de esta categoría, es NARANJA 2040, que en lo que llevamos de año alcanza un 0,66 por ciento de rentabilidad, según VDOS, llegando a revalorizarse un 16,32 por ciento a un año. Su objetivo es proporcionar una cartera bien diversificada a aquellos partícipes que planeen jubilarse alrededor del año 2040. Los porcentajes de renta fija y renta variable se revisan anualmente, optimizándolos para adaptarse al plazo de tiempo restante. Puede invertir en todos los mercados mundiales, si bien por lo general concentrará sus inversiones en países pertenecientes a la OCDE. Cuenta con una historia de rentabilidades que lo sitúa en el primer quintil durante 2012 y 2013, con un dato de volatilidad en el último año de 9,58 por ciento. Se necesita una inversión mínima inicial y periódica de 0,01 euros para suscribir y mantener este plan de pensiones, que grava a sus partícipes con una comisión fija de 1,32 por ciento.

     Con calificación cuatro estrellas de VDOS, BBVA PLAN HORIZONTE 2025 obtiene un 4,89 por ciento de rentabilidad en 2014, hasta el 20 de marzo, y un 18,63 por ciento el último periodo anual.

     Este plan de BBVA Pensiones se gestiona de forma dinámica, por lo que no se establece, a priori, una distribución fija entre activos de renta fija y renta variable, ni se contemplan porcentajes de distribución de las inversiones por sector económico, país, sector o duración. Se marca como objetivo, no garantizado, la recuperación de la inversión inicial del partícipe al final del horizonte de inversión, que se sitúa en el 31 de diciembre de 2025. A medida que se acerque esta fecha final, el perfil de riesgo irá reduciéndose, adaptándose así al perfil de riesgo del partícipe. El plan gestiona un patrimonio de 13 millones de euros, con un comportamiento por rentabilidad que lo encuadra en el primer quintil por este concepto durante 2013 y 2014 y un dato de volatilidad en el último año de 11,21 por ciento. No se requiere una aportación mínima inicial para suscribir este plan, aunque si es necesaria una aportación mínima periódica de 30 euros. Grava a sus partícipes con una comisión fija de 1,95 por ciento y de depósito de 0,35 por ciento.

     La flexibilidad que aportan este tipo de planes los hace adecuados para etapas en que, como ahora, la tendencia del mercado se muestra incierta. Gestionados por un profesional avezado, obtendrán los mejores resultados posibles con el menor riesgo posible, adaptándose tanto a mercados cambiantes como a un perfil de riesgo de sus inversores también cambiante, a medida que su fecha de jubilación se acerca.

Planes flexibles para un entorno cambiante