Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

Cara incertidumbre en EEUU

Cara incertidumbre en EEUU - Altair Finance
26 de mayo de 2016 0 Comentarios

El petróleo camina firme hacia los 50 dólares el barril y se anota una subida muy significativa en los últimos meses. Con la caída del precio del petróleo (Brent llegó a caer hasta los 27 $/barril) las empresas redujeron drásticamente las inversiones en nuevas exploraciones petrolíferas. Se calcula que en estos 18 meses se han dejado de invertir 290.000 millones de dólares en descubrimiento y exploración de nuevos yacimientos, mientras el consumo final de petróleo se ha resentido pero muy ligeramente. Por lo tanto, el equilibro se alcanza cuando existe un interés común entre consumidores y productores.

La subida de los precios de la energía empieza a presionar las cifras de inflación, así el dato publicado hace poco en EE.UU. reflejó un aumento del 0,4% frente al 0,3 % esperado. Con este dato, el temor a que, tras unos decepcionantes resultados empresariales, la Reserva Federal (FED) se vea obligada a subir los tipos de interés y provoque una espiral bajista tanto en los bonos como en la renta variable parece estar justificado.

Existe una considerable incredulidad de fondo, un cierto escepticismo respecto a la continuidad del momento alcista de las bolsas. Más aún cuando los multiplicadores de los principales mercados del mundo están en niveles de precio muy ajustados.

El siguiente gráfico resulta bastante ilustrativo.

 gráfico-PER-S&P-500-Altair-Finance

Se puede observar cómo la media del PER a 5 años y a 10 años del índice S&P 500 de Estados Unidos se sitúa en los 14,4 veces. Todo correcto pero con un matiz, el periodo incluye el fuerte desplome de los beneficios de 2008, 2009 y 2011, y por tanto los datos de esos tres años distorsionan la cifra final. El PER a un año del mismo índice se sitúa en 16,6 veces, bastante por encima de la media histórica.

La actual etapa de expansión en EE.UU. empezó en 2009 y dura ya casi 7 años, lo que la convierte en la cuarta más larga de los últimos 150 años en los EE.UU. Y de todas las recesiones se salía con crecimientos del PIB superiores al 5%, y esta vez estamos en un agónico 2% y eso que hemos empleado artillería de muy grueso calibre en los estímulos. Si ahora se diera una recesión (hay una probabilidad del 40% de que sea así), el arsenal de los bancos centrales está vacío, no pueden en principio bajar más los tipos para estimular la economía y sacarla de la recesión. Por eso una vuelta a la “normalidad” es importante y urgente.

La alegría tras conocerse la inversión de Warren Buffett en Apple –que supera los 1.000 millones de dólares– ha durado poco. Habrá que seguir alerta, a la espera de la decisión de la FED sobre tipos de interés y la evolución de frentes tan relevantes como los países emergentes o el precio del crudo.

En Altair, nuestra recomendación a los fondos que asesoramos es permanecer infraponderados en renta variable a la espera de una corrección y/o buenas oportunidades, muy difíciles de identificar ante los continuos cambios de tendencia de los mercados. Pensamos que hay pocos alicientes para invertir hoy en vez de mañana.